Pedro Flores | Ozono
599
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-599,eltd-core-1.0,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Ozono

Grabado

Texto: Ozono por Pedro Flores

Ozono

La preocupación por la vida del planeta y creciente ritmo de deterioro de todos los elementos necesarios para el desarrollo de su existencia, es el germen inspirador del que nace la colección de grabados OZONO. Por ser éste un problema que la humanidad ha generado de una forma inconsciente, resulta algo desproporcionado e intangible, abriéndose así un gran campo de representación, enfrentamientos, agrupamientos y metáforas plásticas por descubrir.

Tomando formas orgánicas, elementos de la naturaleza y al hombre como punto de referencia, las planchas pretenden iniciar un camino de reflexión sobre este mundo que aludimos.

Buscando un soporte adecuado al mensaje y al espíritu que anima la colección encontré idóneo utilizar chapas de hierro, ya que el fin último sería mostrar éstas como obra final, (aunque también sería posible su estampación), por ser éstas un material habitual en la industria, íntimamente ligada a la contaminación y motor de la vida actual. Asimismo, el hierro es un metal utilizado desde tiempos remotos por el hombre, y que ayudo al desarrollo de las civilizaciones, siendo un peldaño sin el cual no se entendería el progreso actual.

Técnicamente, el material está tratado con un procedimiento clásico del grabado como es el aguafuerte. El resultado final de las chapas no presenta ninguna manipulación posterior a la retirada del barniz protector, consiguiendo así un juego de claroscuro ofrecido por el carácter del material, resultando ser las zonas más oscuras la superficie de la chapa sin atacar por el ácido, y el resto de efectos propiciados por la acción o exposición a la mordida, las reservas de barniz protector y el proceso de oxidación del hierro.

Contando siempre con la fuerte plasticidad del material, nos encontramos con una representación del asunto figurativa y simbólica a la vez, y entendida como un todo global. Cada obra no debería interpretarse de forma aislada (aunque sí cada una de las piezas sea independiente y esté perfectamente acabada). Las piezas se relacionan formando un conjunto de más amplia lectura que la individualizada, unas veces mostrando situaciones de causa-efecto, lo natural frente a lo manipulado, lo creado frente a lo destruido y otras oponiendo lo contradictorio ; proponiendo al fin y al cabo, entre lo pictórico y lo poético, una lectura metafórica del problema del agujero de la capa de ozono, algo incierto y amenazante que pende sobre nosotros.

Pedro Flores. 1992

Crítica exposición Ozono en Heraldo de Aragón

Vistas de la exposición Ozono en la sala de la Escuela de Artes de Zaragoza